Publicado:
Oct 29, 2021

Reparación de autos chocados, todo lo que debes saber | Crabi Seguros

Por
Eloy Giles
Tiempo de lectura:
11 min.

Sabemos que cuando te ves involucrado en un accidente de auto tu atención está enfocada al 100% en revisar que nadie se encuentre herido, en contactar a los servicios de emergencia, a los agentes de tránsito y en avisar a tu compañía de seguros sobre el incidente.

Es solo cuando la situación se resuelve, cuando la adrenalina baja y te encuentras más tranquilo que comienzas a pensar sobre los daños que sufrió tu auto y muy posiblemente comiences a preguntarte si ¿es posible reparar tu auto chocado? ¿Cuáles serán los costos de reparación? ¿Cuánto dinero dispones para ello?, etc.

Aunque pudiera parecer que la reparación de un carro chocado es complicada y costosa, en realidad puede no ser así. Únicamente necesitas tomar algunas decisiones acertadas que puedan ayudarte a minimizar este impacto económico.

Es importante mencionarte que, no importa la magnitud de los daños a tu auto, estos deben ser reparados lo antes posible para evitar que se amplifiquen y pueda ocasionar desperfectos a otras piezas o sistemas de tu vehículo. Como puedes imaginarte los gastos de reparación de estas fallas acumuladas pueden llegar a ser mucho más costosas.

En este artículo te explicaremos todo lo que debes considerar al momento de reparar un auto chocado en caso de que no lo tengas asegurado.

¿Cuáles son las reparaciones de autos más costosas?

Si bien es cierto que todas las reparaciones de un auto chocado no son nada baratas, también es una realidad que hay unas más costosas que otras. Todo depende de la zona afectada y de la magnitud del impacto. Si tu auto recibió un golpe muy fuerte que afectó varias de partes o piezas lo más seguro es que debas prepararte para desembolsar una cantidad considerable para repararlo.

Golpes al Motor

Como sabes, el motor de tu auto es una de las partes fundamentales para el funcionamiento del vehículo y por ello su costo de reparación es mucho mayor. Si durante un accidente de tránsito tu vehículo sufre un impacto frontal o en la parte delantera del vehículo es muy probable que el motor reciba parte de la fuerza del golpe y termine por sufrir daños estructurales.

Desafortunadamente este tipo de daños son muy difíciles de reparar e implicará el desembolso de una considerable cantidad de dinero, y en muchas ocasiones, la mejor solución será reemplazar el motor por uno nuevo. Ahora, si el impacto es parcial, es probable que los daños sean menores y por lo tanto el costo de reparación sea más accesible. Todo dependerá de la evaluación que realice tu mecánico automotriz de confianza, quien te podrá dar un presupuesto estimado justo y honesto para evitarte sorpresas durante la reparación.

Golpes en Carrocería

Este tipo de daños son de los más comunes al momento de sufrir un accidente de tránsito y para su reparación lo mejor será llevar tu auto a alguno de los talleres de hojalatería de tu ciudad en donde cuenten con las herramientas adecuadas y personal calificado. Algunos de los escenarios más frecuentes son los siguientes:

  • Daños a puertas: Los golpes y abolladuras en las puertas son de los daños más frecuentes que puede sufrir la carrocería de tu vehículo. Si bien a primera vista pudieran parecer aparatosos, la realidad es que son relativamente fáciles de reparar si la magnitud del impacto fue baja. Sin embargo, si el golpe fuera de lleno y con gran fuerza, además de dañar la lámina de la puerta, también se afectarían los cristales, el sistema eléctrico de elevación de ventanas y seguros, bocinas, etc., con lo cual se incrementará en gran medida el costo de su reparación.
  • Daños a la parte frontal: Si te vieras involucrado en un accidente frontal lo más probable es que el costo de la reparación de los daños sea muy elevada. Esto se debe a que en este tipo de accidentes todos los componentes ubicados en la parte frontal de tu auto y debajo del cofre, recibirán directamente el impacto y muy probablemente queden irreparables o inservibles. Además de daños a las molduras, parrillas, faros, motor, radiador, cárter, batería, amortiguadores, etc., también es muy probable que el parabrisas, así como el tablero de tu auto presenten problemas y tengas que repararlos o reemplazarlos.
  • Daños al marco del auto: En accidentes laterales una de las partes más expuestas es el marco del auto. Si el impacto llegara a ser de una magnitud considerable, es muy probable que el marco absorba toda esta fuerza para proteger a los ocupantes del vehículo, pero termine por perder su integridad estructural. Reparar este tipo de daños es muy difícil y por lo general el vehículo queda “descuadrado”, esto no es algo que se pueda reparar en un taller de hojalatería de autos. Como puedes imaginarte este tipo de reparaciones son muy caras, especialmente si no cuentas con un seguro de auto.
  • Cristales: Muchas veces cuando vamos en la carretera estamos expuestos a golpes inesperados de objetos que se encuentran sobre el pavimento. Ya sean piedras o cualquier otro objeto que se encuentre en el camino, las altas velocidades pueden proyectarlo en dirección tuya con mucha fuerza y dañar o romper tanto las ventanas de tu auto como el parabrisas. Si esto te llegara a ocurrir y no tuvieras tu auto asegurado tendrías que estar preparado para absorber un gasto considerable para reemplazar el cristal. El precio dependerá del modelo y año del automóvil, por ejemplo en autos de lujo esta reparación será más costosa.

¿Es mejor reparar en un taller independiente o en la agencia?

La decisión de reparar carros con daños en un taller independiente o en una agencia automotriz dependerá de si tienes contratado seguro de coche o no. Uno de los beneficios más importantes de este tipo de productos financieros es que te permitirá ahorrarte una cantidad importante de dinero en caso de que hayas chocado y tu vehículo necesite ser reparado.

Por lo general las aseguradoras tienen convenios tanto con agencias de autos como con talleres mecánicos de excelente calidad los cuales, además de contar con instalaciones adecuadas, operan bajo estándares adecuados de calidad para garantizar la correcta reparación de tu vehículo y tiempos de entrega precisos, todo esto sin que tengas que pagar más que el deducible que tengas contratado.

Y lo mejor de todo es que en algunos casos y dependiendo del tipo de cobertura que contrates, podrías tener acceso a un “auto sustituto” el cual es básicamente un auto de renta que la compañía de seguros te proporciona de forma gratuita, por un periodo de tiempo limitado, mientras tu auto es reparado.

En caso de que no cuentes con un seguro de auto siempre tendrás la opción de llevar tu auto directamente a la agencia en donde lo compraste y donde tendrán todo el historial del auto. Sin embargo deberás estar preparado para desembolsar importantes sumas de dinero, ya que la reparación con la agencia fabricante del vehículo serán mucho más caras debido a que todas las piezas que se lleguen a necesitar serán originales.

Obviamente si lo que quieres es “ahorrarte” dinero, puedes optar por llevar tu vehículo con tu mecánico de confianza o a un taller de reparación mecánica local. Pero como sabes los riesgos con este tipo de establecimientos es que no siempre cuentan con las piezas adecuadas por lo que el tratar de conseguirlas puede retrasar los tiempos de reparación y de entrega considerablemente. Además, dependes enteramente de la experiencia y ética del dueño del taller quien puede o no garantizar la calidad de la reparación de tu vehículo, lo cual puede generarte más gastos a la larga en caso de que no quede bien.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos
Suscribirme

¿Haber sufrido un choque devalúa tu auto?

Si bien la devaluación de un auto nuevo empieza desde que lo sacas de la agencia, un accidente de tránsito puede acelerar la devaluación de auto de forma considerable. Esto se debe a que generalmente los autos chocados, a pesar de ser reparados, no vuelven a quedar en las mejores condiciones mecánicas ni estéticas.

En caso de que en algún momento quieras vender tu auto y este hubiera sufrido un golpe, aun cuando lo hayas reparado, un mecánico especializado podría detectar estas reparaciones y reducir el precio de reventa del vehículo. Esto se debe a que pudiera considerar que en algún momento el comprador tendrá que hacer inversiones subsecuentes para mantener el auto en condiciones de funcionamiento adecuadas.

Consejos para la reparación de autos chocados

A continuación te compartimos algunos consejos para ahorrarte dinero en caso de que te veas involucrado en un accidente vehicular y no cuentes con un seguro de auto para solventar las reparaciones:

Pide varios presupuestos

Irse con el primer presupuesto es lo peor que puedes hacer. Si quieres dar con un taller que te ofrezca calidad a precios razonables, debes buscar con calma. Lo mejor es tomarte tu tiempo e ir al menos a 6 o 7 talleres.
Una vez hayas dado con un presupuesto razonable, antes de cerrar la negociación, asegúrate de determinar la tarifa de la mano de obra así como cualquier duda sobre los tiempos de entrega, garantías, facilidades de pago y facturación.

De preferencia asegúrate de recibir un contrato de servicio o por lo menos una factura con la cual puedas reclamar en un futuro en caso de que no estés de acuerdo con la reparación mecánica o estética del vehículo.

Elige bien al mecánico

Los autos en la actualidad son máquinas más complejas que lo que muchos mecánicos están acostumbrados a tratar. No olvides que muchos tienen características únicas y varían considerablemente de una marca a otra.

En consecuencia, debes verificar que el mecánico esté debidamente capacitado para poder hacer reparaciones de la marca del auto en cuestión. Algunas personas tienen mecánicos confiables por años o se dejan llevar por las referencias de un amigo, pero es tu deber buscar a uno que conozca la marca y tenga experiencia para evitar complicaciones durante la reparación.

Este es un punto a favor de las agencias automotrices y de los talleres especializados, ya que por lo general contratan mecánicos con amplia experiencia y que conocen a la perfección todos los sistemas, piezas y refacciones del fabricante del carro. Además de que cuentan con las herramientas adecuadas y conocen todos los procedimientos especiales para poder obtener resultados de alta calidad.

Repuestos originales

Seguramente en algún momento de tu vida has escuchado el refrán “Lo barato sale caro”. Y en el tema de la reparación de autos chocados esto no podría ser más acertado.

Es muy común que durante la reparación de un auto te sientas tentado a comprar piezas “clones” para ahorrarte algunos pesos. Desafortunadamente el hacer esto únicamente te traerá beneficios en el corto plazo. Los fabricantes de refacciones clonadas usan materiales de menor calidad para poder ofrecerte atractivos precios y termines comprando estas refacciones en lugar de las originales.

Este tipo de piezas al no ser producidas por el fabricante original, tenderán a ser de mala calidad y no tendrán una vida útil duradera por lo que más tarde que temprano tendrás de que volver a gastar para reemplazarlas. Si ya estás invirtiendo en la reparación de tu auto y quieres que valga la pena, haz las cosas bien y compra refacciones originales, con ello lograrás mantener las especificaciones exactas del fabricante y un rendimiento óptimo de tu coche.

Supervisa todos los trabajos

Este es otro error que suelen cometer muchos dueños de autos, dejan todo en manos del taller. No te pedimos que estés la mayor parte del día al lado del mecánico, sino que estés al tanto de la evolución de los trabajos.
Por ejemplo, si el tiempo estimado de la reparación es de 15 días, tú puedes ir al menos 3 veces a la semana. Además, pídele el número de teléfono al mecánico para llamarlo en caso de que no puedas ir. La comunicación con el mecánico y el taller es crucial para que todo salga bien. Nunca dejes el carro por largos períodos ni te desentiendas de su reparación, y en la medida de lo posible, solicita un contrato de servicio con el dueño del taller de reparación.

Recuerda contratar un seguro contra daños materiales

Cómo puedes haberte dado cuenta, la reparación de autos chocados implica muchos gastos. Sin embargo, el contar con un seguro de auto con cobertura de daños materiales puede ayudarte a minimizar este impacto económico.

El contratar este tipo de cobertura con tu aseguradora de carros te brinda muchísimas ventajas, ya que no solo te brindará acceso a talleres especializados y agencias automotrices de alta calidad, sino que también recibirás apoyo en la gestión de los trámites durante la reparación de tu automóvil, además de que recibirás garantía por los trabajos realizados.

Y la ventaja principal será que no necesitarás desembolsar grandes cantidades de dinero, con solo cubrir el deducible contratado, la aseguradora cumplirá con su parte del contrato y se encargará de cubrir la mayor parte de los gastos de reparación sin que tú gastes un solo peso adicional.

La reparación de un auto chocado no es una tarea sencilla o agradable. Sin embargo, es una actividad a la que vale dedicarle mucho tiempo y atención para que puedas asegurarte de que las reparaciones de tu vehículo se hagan al pie de la letra, de lo contrario, tal vez pronto puedas verte de nuevo en el taller.

Descarga la aplicación y cotiza el seguro de tu auto en minutos.

Bibliografía

Bibliografía:

Eloy Giles
SEO Specialist

Ing. Petrolero por vocación, Digital Marketer por pasión. Estamos transformando radicalmente el sector asegurador de México. Síguenos para ser testigos de un cambio disruptivo.

Artículos relacionados

Suscríbete para recibir la última información sobre seguros para tu auto.

¡Gracias por suscribirte! Pronto recibirás nuestro primer correo.
Oops! Hubo algún error. Por favor, vuelve a intentar.