Publicado:
Oct 29, 2021

Reparación de parabrisas ¿Cuánto cuesta? ¿Lo cubre tu seguro? | Crabi

Por
Eloy Giles
Tiempo de lectura:
10 min.

El parabrisas de un coche es una de las piezas más importantes de un auto. Es gracias a este dispositivo transparente que puedes observar con claridad la carretera y todo lo que ocurre frente a tu auto. Además, también es un elemento de seguridad esencial para proteger tus ojos de residuos como piedras, polvo, lluvia, insectos u otras cosas que pudieran limitar tu visibilidad mientras conduces.

Si tu auto no contara con un parabrisas, o este se encontrara con malas condiciones, sería casi imposible conducir de forma segura y evitar obstáculos que pudieran ponerte en riesgo. Desafortunadamente los parabrisas, al igual que cualquier otra pieza de tu auto pueden llegar a presentar fallas o daños debido a su uso constante, a su antigüedad e incluso debido a accidentes en el camino.

En caso de que llegaras a experimentar este tipo de problemas lo más probable es que tengas que repararlo o reemplazarlo. En este artículo te explicaremos cuándo será conveniente intentar la reparación o, en su caso, el reemplazo.

¿Qué es un parabrisas?

El parabrisas de auto es un vidrio transparente que se coloca en la parte delantera del coche, por encima del tablero, y que cubre el área entre la ventanilla del conductor y la del copiloto o pasajero. Los parabrisas se componen de dos capas de vidrio de seguridad, que se sellan entre sí con una tercera capa intermedia de resina transparente llamada “laminado”.

Este cristal laminado cuenta con una rigidez y fuerza estructural superior al cristal original, lo que proporciona hasta una tercera parte de la resistencia estructural del coche y evita el hundimiento del techo en caso de volcaduras.

Estas capas de vidrio transparente proporcionan a los pasajeros una barrera de protección ante piedras sueltas en el camino, polvo, escombro, lluvia, granizo, viento, insectos, etc. Evitando así que ante el impacto con alguno de estos objetos estas capas de cristal se rompan en pedazos y que los fragmentos de vidrio causen daños a los ocupantes

Frecuentemente la capa de cristal exterior suele estar recubierta con una fina película de plástico entintada, la cual filtra los rayos UV del sol, minimizando el ingreso de calor solar al interior del vehículo, reduciendo así la temperatura hasta en un 60%.

¿Cómo se dañan los parabrisas?

Como ya te hemos comentado, la función del parabrisas es la de proteger a los ocupantes del auto, así como el permitir la completa visibilidad para una conducción segura. Un cristal dañado o agrietado puede dificultar la visibilidad e incrementar el riesgo de accidentes viales. Algunas de las razones más frecuentes por lo que un parabrisas se puede dañar incluyen:

Piedras u objetos en el camino

Cuando manejamos por la calle muy pocas veces nos percatamos de que existen muchos objetos sobre el camino los cuales podrían salir disparados hacia nuestra dirección en caso de que las llantas de otro auto pasaran sobre ellos de forma veloz.

Piedras, grava, escombros y hasta ramas pueden convertirse en proyectiles a altas velocidades y puede provocar daños considerables en el parabrisas de tu auto. Para evitar este tipo de situaciones lo más recomendable es reducir la velocidad y mantener una distancia adecuada cuando observes que las condiciones del camino no son las mejores.

Accidentes vehiculares

Una de las causas más frecuentes de daños en el parabrisas son los accidentes de tránsito. Al chocar con otro vehículo, o contra algún objeto, la fuerza del impacto es absorbida primero por la carrocería y después por diferentes elementos del auto.

Si bien los parabrisas están fabricados usando cristal sólido reforzado, los choques a gran velocidad pueden generar la fuerza suficiente para vencer su integridad estructural y provocar que se estrellen o se rompan por completo.

Vandalismo

El vandalismo de parabrisas es un problema más frecuente en las grandes ciudades. Este tipo de actos son provocados generalmente por sentimientos de ira, venganza o simplemente por la “necesidad” de destruir o dañar propiedad pública o privada sin motivo aparente.

Los actos de vandalismo más comunes contra parabrisas incluyen: el usar un objeto duro y filoso para rallar la capa del cristal exterior del parabrisas, el arrojar una piedra, bujía u otro objeto metálico contra el vidrio para romperlo o simplemente usar pintura en spray para grafitearlo y arruinar la visibilidad del conductor.

Condiciones meteorológicas

Aunque no lo creas, el clima también es una de las causas comunes de daños en parabrisas. Las tormentas fuertes generan vientos de alta velocidad que pueden tirar ramas e incluso árboles, los cuales al caer, podrían dañar tu parabrisas. En algunas ocasiones la lluvia puede venir acompañada de granizo el cual, si es muy grande, puede estrellar o dañar tu parabrisas fácilmente.

En lugares con climas más extremos tanto el frío como las altas temperaturas pueden ir causando grietas tanto en el cuerpo como en los bordes del cristal del parabrisas. Con el paso del tiempo y el cambio de temperaturas, estas grietas pueden ir extendiéndose, comprometiendo así la integridad del parabrisas original hasta provocar su fractura o rompimiento.

Envejecimiento

Con el paso de los años, su parabrisas envejece de forma natural. Al igual que los humanos, los vehículos también envejecen. Con el tiempo, la junta de goma que mantiene el interior seco se vuelve frágil y se rompe permitiendo que el agua se filtre en la cabina. En ese momento, empezará a notar que aparecen manchas en el parabrisas. Aunque este tipo de daño es relativamente menor, requiere la sustitución de toda la unidad.

Ahora bien, el daño no siempre se debe a un descuido de nuestra parte. Debemos tomar en cuenta que el parabrisas también se deteriora con el paso del tiempo. Sin importar que el material sea de la más alta calidad y que el vidrio refleje una apariencia intacta, este podría romperse en el momento menos esperado.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos
Suscribirme

Reparación de parabrisas estrellados

¿Es posible reparar un parabrisas estrellado? La respuesta corta es: Si. Desafortunadamente muchos dueños de coches desconocen o no están familiarizados con el proceso de reparación de parabrisas y prefieren, o reemplazarlo completamente o vivir con el daño. Dependiendo de la magnitud y características del daño puedes optar por dos tipos de reparaciones:

Kits de Reparación

Cuando el daño es menor y muy superficial este puede repararse usando un kit de reparación superficial. Este tipo de kits contienen un pegamento transparente el cual se coloca directamente sobre la zona dañada para crear un “parche”. Sin embargo, esta solución es únicamente superficial y si bien ayuda a mejorar la visibilidad, no soluciona el daño estructural que pudiera tener el cristal estrellado.

Resina de Alta Densidad

En caso de que el parabrisas de tu auto presente grietas profundas o un daño extendido mayor, el riesgo de fragmentación del cristal es mucho mayor. En estos casos lo más recomendable es llevar tu auto a un negocio de reparación de parabrisas. Ahí contarán con herramientas especiales y especialistas en reparación de grietas quienes evaluarán el daño y lo repararán a través de una inyección de resina de alta viscosidad y un secado con luz ultravioleta.

Este tipo de reparaciones, además de solucionar el daño superficial, también ayuda a reforzar la integridad estructural del vidrio reparado. Cuando tu parabrisas presente una grieta mayor a 40 cm su integridad puede estar completamente comprometida por lo que lo más recomendable y seguro será reemplazarlo.

Reparación de parabrisas rayados

Debido a la posición que ocupan frente al auto, los parabrisas son de los cristales de un vehículo que se dañan con más frecuencia. Cuando se rayan, pueden impedir una correcta visibilidad y aumentar el riesgo de accidentes. Además, estos rayones pueden disminuir el valor de tu auto en caso de que pienses venderlo. Afortunadamente reparar este tipo de daños superficiales es relativamente sencillo:

Pulido de Parabrisas

La gran mayoría de rayones, manchas de agua y marcas de lluvia ácida en tu parabrisas se pueden eliminar lavando bien este cristal usando jabón automotriz y tallando sobre la superficie afectada con un paño suave de microfibra.

Sin embargo, si el daño es mayor, lo más recomendable es aplicar óxido de cerio y usar una pulidora. El óxido de cerio es un compuesto de pulido en forma de polvo cuyas propiedades abrasivas permiten el pulido fino sobre la cara exterior del cristal. El proceso para pulir un parabrisas rayado relativamente sencillo. Aquí te explicamos paso a paso como hacerlo:

  1. Lava con abundante agua y jabón líquido automotriz la parte afectada.
  2. Seca la superficie del cristal con un paño limpio para retirar cualquier remanente de polvo o suciedad.
  3. Coloca un poco de óxido de cerio sobre el rayón o la parte afectada usando un paño humedecido y frota despacio hasta que el óxido de cerio se tome una textura pastosa.
  4. Usando una pulidora eléctrica en la velocidad más baja y almohadillas de pulido fino, comienza a pulir el área afectada sin ejercer mucha presión para evitar rayones.
  5. Conforme el óxido de cerio se vaya secando y sea retirado por la pulidora podrás empezar a ver la mejoría en la superficie del parabrisas. Repite el proceso en las áreas que sean necesarias.

Si eres de los que les gusta hacer las cosas tú mismo, lo único que te recomendamos es que hagas este proceso de forma lenta y cuidadosa para no dañar aún más tu parabrisas. Si quieres obtener resultados óptimos lo mejor será llevar tu auto a un taller de detallado automotriz en donde contarán con todo el equipo para el pulido de parabrisas del auto y te darán una garantía de calidad en el servicio.

¿Cuándo no se puede reparar un parabrisas?

En general, reparar el cristal del parabrisas es una muy buena opción que no te costará mucho dinero; sin embargo, existen diversas situaciones en las que no es posible hacer una reparación.

Laminado despegado

Este tipo de fallas es muy poco común y por lo general están relacionadas a defectos de fabricación. Una de las formas más fáciles de identificarlo en cuando se comienzan a observar manchas de humedad dentro del parabrisas las cuales generalmente inician en un borde del cristal, esto indica problemas con el sello original del laminado. En estos casos la mejor opción es reemplazar completamente el parabrisas.

Rayaduras muy profundas

Como hemos visto, las rayaduras son fácilmente reparables con un equipo especial de pulido, siempre que no sean muy graves o profundas. En caso de que éstas no se pudieran reparar con un pulido de parabrisas no quedará otra opción mas que sustituirlo.

Roturas en el cristal

En caso de que tu parabrisas se rompa o se estrelle de forma considerable producto de un accidente de tránsito, no habrá forma de repararlo. Lo mejor será repararlo por completo y asegurarse que quede bien instalado, especialmente si el marco o la estructura de tu auto sufrió deformaciones por el impacto.

Descarga la aplicación y cotiza el seguro de tu auto en minutos.

¿Cuánto cuesta la reparación del parabrisas?

El precio dependerá de tres factores: si lo haces por tu cuenta, si contactas a un taller para que realice la reparación, o si contrataste un seguro de auto que ampare ese tipo de desperfectos.

Si decides arreglar el parabrisas tú mismo, el costo del kit de reparación rondará entre los $350 MXN y $400 MXN. Si prefieres ahorrar tiempo y esfuerzo, el servicio de un taller cuesta cerca de $250 MXN para grietas de hasta 30 cm. Es importante mencionar que el tiempo estimado es de aproximadamente 30 minutos por reparación

El costo de reemplazo de un parabrisas dependerá mucho de la marca, modelo y año del auto. Aquí lo más recomendable es consultar con tu agencia o con tiendas especializadas de la venta de parabrisas.

¿Mi seguro de auto cubre la reparación de parabrisas?

Depende de la cobertura del seguro de auto que hayas contratado. Por lo regular, las coberturas de daños materiales amparan el costo de la reparación de tu parabrisas en caso de choque, granizo, caída de objetos, árboles, intento de robo o vandalismo. Por lo que no tendrás que preocuparte por buscar, comprar y tomarte el tiempo de reparar la imperfección.

En Crabi Autseguros, por ejemplo, al contratar un Plan Amplio o Personalizado cuentas con una cobertura de daños a cristales. Así, en caso de que se rompa o se dañe un cristal de tu auto, solo tendrás que pagar un deducible del 20% del valor del cristal y Crabi se encargará del resto, lo que te representará un considerable ahorro de dinero y de tiempo.

Hay varios tipos de seguros de autos que cubren la reparación de automóviles como consecuencia de accidentes. Si tienes duda sobre la cobertura de tu póliza, lo más recomendable es que leas de nuevo el contrato que firmaste; o bien, que contactes a la aseguradora de tu vehículo.

Como pudiste darte cuenta, la reparación de parabrisas es posible siempre y cuando los daños sean menores. Esperamos que esta información haya sido de utilidad y que te ayude a tomar las mejores decisiones en caso de que estés experimentando un problema similar.

Bibliografía

Bibliografía:

Eloy Giles
SEO Specialist

Ing. Petrolero por vocación, Digital Marketer por pasión. Estamos transformando radicalmente el sector asegurador de México. Síguenos para ser testigos de un cambio disruptivo.

Artículos relacionados

Suscríbete para recibir la última información sobre seguros para tu auto.

¡Gracias por suscribirte! Pronto recibirás nuestro primer correo.
Oops! Hubo algún error. Por favor, vuelve a intentar.